Hipnosis Clínica en manejo del estrés

Dada nuestra experiencia en este tema, nos sorprende lo que saben las personas sobre hipnosis. Muchos lo asocian directamente a Tony Kamo quién hace hipnosis en Show y da a entender a muchas personas que harán cosas que no quieren hacer y pueden quedar en ridículo. Algunas también piensan que se dormirán y despertarán sin ningún problema. Esto NO es hipnosis clínica.

El ideal de la hipnosis clínica Ericksoniana es que el paciente esté consciente de lo que está ocurriendo. Luego de tener una conversación previa (feed back) y privada entre el terapeuta y el paciente, se crean metáforas y se trabaja desde un punto de vista positivo, sin necesidad de recalcar las experiencias negativas que se han tenido. Desde un lenguaje positivo se lleva a la persona a conectarse con su mente inconsciente, siendo ella quién a través de las sensaciones corporales o mentales (recuerdos, imágenes, sonidos, olores) liberan su angustia, estrés, trancas, miedos o penas. El paciente generalmente está escuchando a su terapeuta, logrando desconectarse de su estado consciente y entrando en un estado profundo que le permite aclararse, comprenderse, liberarse, perdonarse, etc. En hipnosis sorprende el poder del lenguaje, como la persona habla, sus gestos, sus miradas, si se valida o no. Cómo el lenguaje verbal, hacia afuera o externo domina de manera inconsciente lo que ocurre por dentro de esa persona. Cómo en tan pocas sesiones los pacientes mejoran notablemente su calidad de vida, de verdad que es una experiencia a probar, muy recomendada para quienes quieren mejorar su autoestima, para enfocarse, para resolver temas de su pasado (con regresiones), para hablar en público, para superar miedos.

Hemos realizado sesiones de hipnosis grupal en empresas para trabajar el estrés, donde los participantes han logrado relajarse mucho en tan solo una sesión. El desconectarse de la mente consciente y centrarse en un punto interno o profundo logra relajar y soltar el cuerpo, el participante recupera energías rápidamente y se siente muy bien al regresar a su estado consciente.